miércoles, 10 de mayo de 2017

Ice Flowers

En el mes de abril pusimos rumbo a Madrid para conocer de primera mano todas las novedades de Joyería Suárez, no sólo para compromiso, sino también para todas aquellas amantes de las joyas y del buen hacer de esa familia de joyeros que desde 1943 nos acompaña en los momentos más importantes de nuestras vidas.
Como siempre madrugón del bueno, para coger el primer avión de Iberia que nos llevaba a Madrid, y como ya es tradición compartimos asiento y buena conversación con nuestra querida Leticia autora de los blogs Vintage & Chic, Love Notes...
Esta vez la cita con Suárez era en la Fundación Fernando de Castro, una preciosa escalinata decorada para la ocasión nos daba la bienvenida y nos dejaba intuir que la fiesta iba a ser en un precioso patio que tiene la fundación.

Las joyas ocupaban el centro del patio, brillaban como nunca con la luz natural y como si de copos de nieve se tratase una a una las piezas de la colección fueron pasando por nuestras manos y pudimos incluso ver al detalle el interior más profundo de las gemas.


Lo bueno de estos eventos no es sólo conocer las nuevas piezas, sino también ver que Suaréz consigue reunir a grandes profesionales del sector con los que sino es imposible coincidir... y que es un lujo para poder compartir y comentar las novedades del mundo de las bodas.
La nueva colección Ice Flowers está concebida como el desarrollo más níveo de Compromiso, inspirada en el momento de la “cristalización” del copo de nieve y pensada para una novia romántica y con aires vintage.







Todos los diseños se han inspirado y han respetado el patrón propio de la naturaleza, con la enigmática numerología de sus puntas. Aparentemente iguales y todas distintas, así como nunca existirá un copo de nieve igual no existirá una joya idéntica a la otra.
Cuando un copo de nieve se derrite, su diseño se pierde para siempre. Toda esa belleza se desvanece sin dejar rastro. Así es como Wilson Bentley lamentaba la naturaleza fugaz de los copos de nieve que el mismo retrató durante décadas. 
Conocido como “the snowflake man”, su incansable determinación hizo posible retratar ese pequeño milagro de la naturaleza y enseñar al mundo su ingenua y a la vez grandiosa belleza. La naturaleza rebosante de genialidad que sólo el hombre sensible es capaz de descubrir y convertir en joya. 


Tras la presentación tuvimos la oportunidad de escuchar un mini concierto de La Bien Querida, que llevaba una super corona de Verbena Madrid preciosa, posteriormente compartimos almuerzo .


Muchas Gracias un año más a MJ y a todo el equipo de Joyería Suárez 
por contar con nosotros 

Marta

No hay comentarios:

Publicar un comentario