martes, 27 de enero de 2015

El Huerto de Calixto y Melibea


Casi todos los cuentos que aquí escribimos comienzan con un mail...

Buenas,
Os hemos conocido recientemente por las redes sociales y nos entusiasman vuestros trabajos. Nos casamos el próximo 16 de Agosto en la pequeña iglesia de San Cucufate en San Cucao, a las 19, y lo celebraremos en el Restaurante Peña Mea. Os escribimos para pediros información acerca de cómo trabajáis para saber si nos podemos permitir una boda organizada por vosotros ya que actualmente estamos viviendo y trabajando en Madrid y la organización se nos está haciendo un poco dura.  Gracias de antemano. Un saludo.

Así es como Mirian y Alvaro llegaron a vintage bodas, una asturiana y un salamantino residentes en Madrid que querían la boda de sus sueños. El Huerto de Calixto y Melibea fue testigo de su pedida de mano y la boda giró entorno a esa Salamanca natal de Alvaro.

Esta historia de amor nos encantó, los primeros contactos que tuvimos fueron con Mirian, primero le pasamos una lista detallada de los servicios que podíamos ofrecer de forma separada y posteriormente y tras varias conversaciones telefónicas decidió que su boda debería estar en nuestras manos...

Nos ocupamos de diseñar y organizar cada momento de una boda que recorrió Salamanca desde el Restaurante Peña Mea.

Aquel 16 de agosto lucía el sol, no podía hacer mejor día en Asturias para que los invitados disfrutasen de la Iglesia de San Cucufate en San Cucao, y posteriormente de una Panera decorada con microbombillas, un plano de Salamanca les guiaba hasta su mesa, con cerraduras y llaves recorrimos la ciudad, dejamos un recuerdo en el libro de firmas y todo ello con la banda sonora del vintage jazz, para terminar tomando una riquísima tarta de Mis Dulces 26 en una mesa de dulces muy vintage y bailar hasta la madrugada con nuestra discoteca movil 

Quereis verlo?

Foto: Google


La decoración de la entrada a la Iglesia era sencilla y a la vez muy coqueta, con minicestos llenos de pétalos para la salida


Llegaba la novia en un vehículo clásico y se desvelaba el secreto de su vestido y de su ramo, que causó sensación por el Astilbe y Peonías de Pando Floristas


El el interior les esperaba nuestro cuarteto clásico preferido, con Ana a la flauta travesera que interpretaba los temas escogidos por los novios

Alberto Otero Fotografía
Alberto Otero Fotografía















Alberto Otero Fotografía
Tras la ceremonia y antes de llegar al restaurante Peña Mea aprovecharon el buen tiempo para una sesión de fotos.
Alberto Otero Fotografía 
Alberto Otero Fotografía 
 Sin duda esta foto refleja a la perfección el equilibrio del precioso y original ramo rematado con un gran secreto en el corazón de la empuñadura...

Alberto Otero Fotografía
El prendido de Pando floristas era de una sencillez exquisita

Alberto Otero Fotografía
Y llegabamos al Restaurante Peñamea, días antes habíamos hecho el trabajo técnico para tomar medidas y diseñar lo que sería la decoración que vemos a continuación


¿Donde me siento?, las ya clásicas llaves vintage triunfaron entre los invitados...



La mesa de firmas estaba llena de detalles muy vintage...




La lámina de la mesa de firmas es obra de mdm para Vintage Bodas






y sin duda esos planos de 1858 traídos de la oficina de turismo de Salamanca nos dieron la vida para que cada uno buscase su sitio en la mesa



 Lo sé me repito pero es que este ramo es pura delicadeza... 


La iluminación fue otro de los puntos fuertes que hacía más cálida la panera 
al caer la tarde



Al ritmo de la Pantera Rosa se despedía el grupo de jazz más molón de Asturias, 
Vintage Jazz


y ya en el salón, nos esperaba una sorpresa muy dulce




Mirian y Alvaro quisieron hacer una sesión post boda en Salamanca y nos han enviado estas fotos para que las compartamos con nuestros lectores.

Alberto Otero Fotografía


Alberto Otero Fotografía
Alberto Otero Fotografía



Y cerramos esta entrada con unas palabras para Mirian, con esta foto que la refleja tal como es, una novia de esas que confía en el trabajo de profesionales y que tuvo la boda deseada y que además siempre la recordaremos con una gran sonrisa, gracias por dejarnos ser parte de tu día
Alberto Otero Fotografía

Marta

No hay comentarios:

Publicar un comentario